En 1942, Otto Heinrich Warburg observó que las células normales metabolizan la glucosa de forma distinta a las células cancerosas. Esto, se puede explicar porque las células cancerosas en presencia de oxígeno tienen tasas glucolíticas mucho más altas de lo normal. Con base en lo anterior, Warburg planteo una teoría en la cual la función bioenergética de la mitocondria de la célula tumoral se encuentra alterada.

“El cáncer, por encima de todas las demás enfermedades, tiene innumerables causas secundarias. Pero sólo hay una causa principal. Resumiendo en pocas palabras, la causa principal del cáncer es la sustitución de la respiración del oxígeno en las células normales del cuerpo por una fermentación del azúcar.”

– Otto H. Warburg

El efecto Warburg es un fenómeno metabólico que se refiere a la preferencia de las células cancerosas por utilizar la glucólisis (una vía metabólica que degrada la glucosa en ausencia de oxígeno) para producir energía, en lugar de la respiración celular normal que se lleva a cabo en las mitocondrias. A pesar de que la respiración celular es más eficiente en la producción de energía, la glucólisis es mucho más rápida y permite a las células cancerosas proliferar rápidamente, ya que les proporciona la energía necesaria para crecer y dividirse.

El efecto Warburg fue descubierto por el bioquímico Otto Warburg en la década de 1920, quien observó que las células cancerosas tienen un metabolismo anaeróbico aumentado, incluso en presencia de oxígeno. Desde entonces, se ha demostrado que el efecto Warburg es una característica común de muchos tipos de células cancerosas, lo que lo convierte en un objetivo atractivo para el desarrollo de terapias contra el cáncer.

A quien le interese, puede encontrar este artículo escrito por Warburg muy interesante:

Por otra parte el efecto Pasteur, indica que en las células aerobias, el flujo metabólico de la glucólisis, determinado ya sea por el aumento del uso de glucosa o por el aumento en la producción de lactato, depende de proporción de energía obtenida por fosforilación oxidativa. Y ya que la fosforilación oxidativa se produce en la mitocondria; si se origina una restricción en la capacidad de aporte energético mitocondrial, se debe incrementar el flujo de la glicólisis con el fin de aportar el ATP necesario para suplir las necesidades energéticas. Esto es indistinto, ya sea por una deficiencia en la disponibilidad de oxígeno, o por una alteración genética que daña la actividad de respiración celular normal.

Pero cuando el cuerpo se intoxica, (que puede ocurrir por múltiples motivos como fumar, alimentación, etc.) bajan los niveles de oxígeno disponibles para generar este proceso de oxidación.

En esta situación, las células tienen dos opciones. Morir o cambiar su forma de producir energía (mutar).

También resulta muy interesante analizar algunas tesis recientes:https://dspace.uib.es/xmlui/bitstream/handle/11201/1668/TFG_GBIQ_DoraliciaCasaresDeLaRosa.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Incluyen estas graficas:

Relevancia de las hipótesis propuestas para explicar el efecto Warburg. A) En número total de publicaciones, la teoría más relevante es la de la disfunción mitocondrial, seguida de cerca por la del aumento de la biosíntesis. Con un número considerablemente menor de publicaciones tenemos la formación del microambiente favorable para el crecimiento tumoral y la estabilización del HIF. Por último, por ser la más reciente, tenemos la hipótesis del efecto Warburg reverso. B) El gráfico representa el número de artículos publicados por año en la base de datos PubMed de cada una de las
cinco teorías propuestas en este trabajo. Se observa la evolución del interés investigador por cada una de estas hipótesis y puede comprobarse que la primera teoría de la que hay constancia es la de la disfunción mitocondrial, propuesta por Warburg, seguida del aumento de la biosíntesis, la formación de un ambiente favorable para el tumor, la estabilización de HIF y, por último, el efecto Warburg reverso

El Dr. Alberto Marti Bosch es un médico oncólogo español que se especializa en el tratamiento del cáncer utilizando terapias alternativas y complementarias. Es el fundador y director médico de la clínica de salud integrativa Biosalud Day Hospital en Zaragoza, España.

Por lo tanto, si evitamos la acidosis y evitamos ha hipoxia, podemos evitamos el cáncer!

El CDS es alcalino, y permite oxigenar las células.

En su laboratorio, Otto Warburg podía hacer crecer, disminuir o desaparecer los tumores de sus ratones de ensayo modificando el “PH Intersticial” o grado de alcalinidad de dichos animales. Esto es lo que hace el CDS y el cáncer. Llena dicho espacio con oxígeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas